Loading...

La crisis sanitaria tendrá un fuerte impacto de género que agravará las desigualdades

El Dr. Adhanom Ghebreyesus, Director General de la OMS, advierte que el brote de COVID-19 no es solo una crisis sanitaria.

Tanto la propagación de la pandemia, como las medidas que se están adoptando, tienen a su vez repercusiones sociales y económicas graves. En esta triple dimensión, sanitaria, social y económica, es también necesario conocer el alcance del impacto en relación al género, y cómo la respuesta a una crisis afecta de maneras diferentes a mujeres y hombres, tal y como aparece en el informe sobre el impacto de género del COVID, del Instituto de la Mujer.

QUÉ DEBEMOS TENER PRESENTE PARA MEDIR EL IMPACTO EN DESIGUALDAD DE GÉNERO

  • Sobrecarga del trabajo sanitario y de servicios esenciales
  • Centralidad de las tareas de cuidados
  • Las mujeres sufren mayor precariedad y pobreza laboral
  • Aumento del riesgo de violencia de género

La crisis generada por el Covid-19 ha situado a los cuidados en el centro, y a las mujeres en primera línea de respuesta a la enfermedad. De acuerdo con los últimos datos de la Encuesta de Población Activa (EPA), las mujeres representan el 66% del personal sanitario, llegando al 84% en el caso de las enfermeras.

La crisis generada por la COVID-19 tiene además una dimensión social importante en el ámbito privado, el cual nuevamente coloca a las mujeres al frente de la respuesta a la enfermedad, ya que son las que realizan la mayor parte del trabajo doméstico: el 70% de las tareas de cuidado recae en las mujeres. Además, a las dificultades habituales de conciliación y falta de corresponsabilidad debe sumarse el cierre de los centros educativos, la conciliación con el teletrabajo y el confinamiento en sus domicilios, provocando una sobrecarga de trabajo si no se ponen en marcha mecanismos de corresponsabilidad desde todos los ámbitos; administraciones, empresas y hogares. Frente a esta situación, son especialmente afectadas las familias monoparentales, ocho de cada diez encabezadas por mujeres.

En conclusión, los condicionantes de género determinan la diferencia del impacto de la crisis en mujeres y hombres. El rol tradicional de cuidadoras asignado a las mujeres les otorga un grado de presencia en la respuesta a la enfermedad que debe ser tenido en cuenta en el abordaje de la misma.

Ignorar el impacto de género en las consecuencias económicas y sociales agravará las desigualdades y, para evitarlo, las mujeres deben formar parte de la toma de decisiones; es decir no pueden ser solo quienes proporcionan salud global mientras los hombres la lideran. Así se ha entendido al constituir el Comité Científico COVID-19, integrado por tres mujeres y tres hombres de reconocido prestigio profesional y técnico.

¿QUIERES MÁS INFORMACIÓN?

Si trabajas en una entidad social y quieres más información sobre este tema, apúntate a nuestra píldora formativa de ayudas al alquiler (parte II) del próximo miércoles 20 de mayo a las 16.00h pinchando aquí.

También puedes ponerte en contacto con nuestras técnicas de salud financiera a través del correo electrónico saludfinanciera@nantiklum.org o los teléfonos 682 477 201 / 692 007 045 / 686 08 72 74 .

HABLAMOS CONTIGO SOBRE AYUDAS DE ALQUILER:

MÁS ACTIVIDADES Y RECURSOS

2020-06-04T17:45:16+00:00