Loading...

¿Es posible un futuro sin brecha digital de género?

Muchos expertos afirman que en la actualidad vivimos la llamada tercera brecha digital de género, en la que los estereotipos y los roles de género, lejos de superarse, están aumentando en el mundo digital.

El futuro y la brecha digital de género, causada por el acceso y el conocimiento desigual de las mujeres respecto de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC), son una creciente causa de preocupación social.

Existen diversos tipos de brecha de género digital: desde la brecha de uso de las TIC, pasando por la brecha de contenidos o la brecha de habilidades tecnológicas; es esta última donde la desigualdad se hace más patente, principalmente porque sólo el 3% de las mujeres tienen estudios tecnológicos superiores, y tan sólo el 13% de los profesionales del sector digital son mujeres. ¿Podemos superar estas crecientes diferencias antes de que sea demasiado tarde?

Por otro lado, la evolución del endeudamiento y del crédito de hogares y empresas están presentando cambios de tendencia. Centrándonos en los hogares, si antes de la crisis sanitaria habían logrado reducir sus deudas hipotecarias gracias a la caída en los tipos de interés debido a la crisis financiera de 2008, y por contra habían aumentado los créditos al consumo, parece que en esta nueva situación la tendencia generalizada está siendo la de reducir el total de deuda. Algo lógico en un escenario de máxima incertidumbre donde todavía no se puede asegurar, por ejemplo, la aparición de nuevos brotes en el corto plazo que sigan limitando la capacidad productiva y la generación de ingresos.

¿Qué es la brecha digital de género?

Hablamos de brecha digital cuando nos referimos a la desigualdad que se da en el acceso a las TIC, y que hace que una parte de la población carezca de las habilidades digitales que son tan necesarias hoy en día no sólo como forma de socialización o de obtención de conocimiento/información, sino también para acceder a un empleo. Cuando nos referimos a esta desigualdad referida a hombres y mujeres, hablamos de la brecha digital de género.

La diferencia entre hombres y mujeres en el acceso y uso de las TIC es especialmente preocupante en España, donde existen marcadas diferencias muy por encima de los datos de otros países occidentales. Es decir: que, aunque muchos expertos creen que la tecnología puede ser una oportunidad para la igualdad, al mismo tiempo la evidencia real muestra que estas perspectivas no siempre se cumplen y que la brecha digital de género existe.

Un informe presentado en 2016 por la agencia Annie Bonnie señalaba como ejemplo más significativo el caso de Linkedin, donde son mayoría los inscritos hombres (53%) frente a las mujeres (47%); esta diferencia aumenta al comparar los usuarios activos (44% mujeres, un 12% menos que los hombres). Son datos preocupantes si pensamos que en otros países como Reino Unido o Estados Unidos esta diferencia es prácticamente inexistente o anecdótica.

También se constatan diferencias en el uso de algunas redes sociales. Sólo el 48% de las mujeres con acceso a Internet tienen perfil en Twitter, un 33% en Instagram, y sólo un 31% en Linkedin. Un 30% reconoce no haber hecho jamás una compra online. La brecha aumenta más en las aplicaciones de ofimática: el 70% de los usuarios de programas como Office, Dropbox, Evernote, Google Drive, Acrobat, etc son hombres, y sólo el 30% son mujeres.

¿Cómo superar la desigualdad en las TIC?

Es necesario un esfuerzo conjunto de los gobiernos y de la sociedad para superar estas desigualdades, especialmente en un ámbito como el digital tan importante en el futuro. Hay que eliminar los estereotipos que hacen que desde pequeñas se aleje a muchas niñas de todo lo relacionado con la tecnología por considerarse algo “propio de chicos”, impulsar la alfabetización digital, y dar más oportunidades y visibilidad a las mujeres en las TIC.

Hay que subrayar que las TIC son una gran oportunidad de empleo bien remunerado, estable y con grandes perspectivas de futuro: algo vital en el caso de las mujeres, que sufren unas tasas de paro y de precariedad laboral mucho más altas que los hombres (un 74% de los contratos a tiempo parcial son de mujeres). Además, las diferencias salariales de género en los puestos de trabajo en profesiones y empresas digitales, son muy inferiores a otros empleos.

En los últimos años han surgido iniciativas a título privado muy interesantes para abordar esta situación. Es el caso de Adalab, una asociación sin ánimo de lucro cuyo objetivo justamente es empoderar a las mujeres formándolas en el sector de las TIC para reducir la brecha de género digital e impulsar un empleo femenino de calidad y estable, gracias a una amplia red de empresas colaboradoras donde, tras superar su curso, las alumnas obtienen un contrato fijo.

La lucha por los derechos de las mujeres ha costado mucho esfuerzo y sufrimiento: no podemos permitir un futuro en el que la brecha digital de género siga creciendo, dejando a las mujeres al margen de las TIC y de los avances en el mundo digital, como meras consumidoras o con una presencia meramente testimonial en este ámbito laboral. Si no acabamos a tiempo con la brecha digital de género, corremos un serio riesgo de retroceder décadas en igualdad.

Además...

Hoy empieza nuestro curso online de Salud Financiera para personal de entidades sociales. Este curso forma parte de la fase 0 del curso anual de Salud Financiera, que después tendrá una parte presencial que consistirá en formación grupal y asesoramiento periódico durante el 2021 a personal de entidades sociales que estén interesadas en adquirir herramientas y conocimientos para su intervención profesional.Animamos a tu entidad a participar en el programa completo, encuentra más información y detalles aquí.

¿QUIERES MÁS INFORMACIÓN?

Si tienes alguna duda o consulta, visita nuestra página de salud financiera para personal técnico y déjanos tu consulta en el formulario, o contacta con nuestras técnicas de salud financiera a través del correo electrónico saludfinanciera@nantiklum.org o los teléfonos  686 08 72 74 / 692 007 045  / 682 477 201.

OTRAS NOTICIAS RELACIONADAS

2020-07-06T14:56:50+00:00