Loading...

El nuevo presente del voluntariado

La crisis sanitaria también ha paralizado la acción de voluntariado, reformulando su metodología y su planteamiento futuro. ¿Cómo lo han vivido las personas voluntarias?

La voluntaria, Elisa Gambón, en una tutoría en la sede de la Fundación Nantik Lum.

¿Cómo ha afectado la pandemia al voluntariado social? y, ¿cómo retomaremos el activismo? Elisa Gambón es voluntaria en la Fundación Nantik Lum desde 2018, y  hoy tenemos el placer de enseñaros su testimonio.

“Hace algunos años tuve la suerte de conocer la Fundación Nantik Lum. Son varios los atributos que encontré en la fundación que me llevaron a formar parte del equipo.  Por resumir, mencionaré tres:

· Su misión, la labor que desarrollan con las/os emprendedoras/os, ofreciéndoles la posibilidad hacer realidad su sueño.

· Sus personas, un equipo de trabajo dispuesto a trasladar lo mejor de sí y ¡siempre de buen rollo!

· Y la red de voluntariado, un equipo multidisciplinar donde cada persona aporta su experiencia y fortalezas para ayudar a los demás. Una oportunidad de aportar valor a la sociedad de manera altruista.

Desde entonces mi interés por la fundación ha ido creciendo. Walt Disney, uno de principales emprendedores de la historia y creador de una las empresas donde tuve la suerte de trabajar y aprender durante una década de mi vida, decía: “Los grandes logros de cualquier persona generalmente dependen de muchas manos, corazones y mentes”. 

En mi labor como mentora dentro de la Fundación he tenido la oportunidad de acompañar a muchas/os emprendedoras/os en su avance con el objetivo de motivarles, de maximizar su potencial y de mejorar su rendimiento.  Un mix entre desarrollo personal y evolución profesional. Este proceso requiere un acuerdo de mutua confianza, experiencia, ética y confidencialidad generándose un resultado bidireccional muy enriquecedor.

En los momentos en los que nos encontramos, nuestra sociedad se enfrenta a una situación complicada derivada de la pandemia. Tras un confinamiento obligado, en medio de una crisis humanitaria y económica, se vuelve casi imprescindible la necesidad de pensar en plural y crear iniciativas tanto individuales como colaborativas.

Se han transformado nuestras vidas y se ha instalado un panorama de incertidumbre sobre el presente. Han quedado afectadas nuestras rutinas y expectativas abocándonos a un reenfoque del bienestar colectivo. Como consumidores hemos comprobado empíricamente el impacto de la distancia social, nuevos hábitos de consumo.

La digitalización se ha convertido en una herramienta indispensable en nuestra actividad personal, social y profesional. En Nantik también nos hemos beneficiado de su utilidad. La conectividad ha permitido que muchos negocios no se paralizasen, que hayamos podido continuar con nuestras tutorías de mentoring sustituyendo las reuniones presenciales por los medios digitales.  Sin dispositivos móviles, ordenadores, y mucha creatividad hubiese sido imposible.

Los objetivos también han variado, pasando a rediseñar estrategias, reequilibrar la hoja de ruta, abordar las necesidades más urgentes, entender a los clientes en la transición y, como no, con grandes dosis de empatía.

En los momentos en los que nos encontramos, el proceso de acompañamiento de la mentorización ha tenido un valor adicional: “No es tanto la ayuda de nuestros amigos como la confianza de su ayuda” (Epicuro).

Afortunadamente la vinculación con mis actuales mentees fue con anterioridad a esta crisis y a la necesidad del distanciamiento social. La relación de cercanía y confianza ya existía, de lo contrario hubiese resultado más difícil llevar a cabo el trabajo y, aunque rediseñemos las interacciones, digan lo que digan, la cercanía física siempre es un plus. ¡Confiemos en que regrese pronto!

La dificultad de la situación hace que la vuelta al “nuevo presente”, sabiendo que nuestra salud y nuestra economía siguen en juego, nos afecta a todos/as, pero en mayor medida al colectivo con el que trabajamos, autónomos y micropymes carentes la gran mayoría de músculo financiero que les sostenga en estos vaivenes. Sin embargo, son afortunadamente modelos de negocio ágiles, acostumbrados a adaptarse a las fluctuaciones continuas del mercado y con grandes dosis de tenacidad, creatividad e ilusión.

El ser humano tiene una amplia capacidad de evolución. Seguiremos pensando en lo sucedido, cumpliremos con las nuevas normas que, aunque parezcan coartar nuestra libertad, nos ayudarán a seguir vivos. ¡Pensemos en los que no están y trabajemos por los que están!

Gracias a todas las personas que os habéis cruzado en mi camino y que tanto me habéis aportado.  Encantada de recibir a las que estáis por llegar, y a Nantik por la labor tan encomiable que realizáis por todas/os nosotras/os. ¡Gracias y a continuar!”

Elisa Gambón.

La Consejería de Políticas Sociales, Familias, Igualdad y Natalidad de la Comunidad de Madrid y Fevocam, la plataforma de entidades de voluntariado de la Comunidad de Madrid, ha elaborado un documento con recomendaciones para ofrecer a las ONG, y a personas voluntarias de Madrid.

¿QUIERES MÁS INFORMACIÓN?

Si tienes alguna duda o consulta, visita nuestra página de voluntariado, o contacta con nuestra técnica de voluntariado a través del correo electrónico nantiklum@nantiklum.org o en el teléfono 682 477 201.

Financiado por:

OTRAS NOTICIAS RELACIONADAS

2020-07-27T13:02:15+00:00