Nantik Lum Logotipo

¿Cómo ahorrar en calefacción?

¿Cómo ahorrar con la calefacción?

El invierno ha llegado, y con él, la necesidad de mantener nuestros hogares cálidos. Cada céntimo cuenta y es que, en el caso de la calefacción por cada grado de más, la factura aumenta un 7%.

una mujer mira por la ventana, mientras fuera hace frío. Hablamos de cómo ahorrar con la calefacción.

Es crucial encontrar maneras efectivas de ahorrar en calefacción sin comprometer la comodidad. Desde la Fundación Nantik Lum te presentamos algunos consejos prácticos para hacer frente a las bajas temperaturas de manera más eficiente y asequible. 

Durante el día, permite que la luz solar entre en tu hogar abriendo las cortinas. La luz solar no solo proporciona luz natural, sino que también calienta el espacio de manera gratuita. Asegúrate de cerrar las cortinas o las persianas por la noche para conservar ese calor.

Mantén el termostato a una temperatura moderada, alrededor de 20°C. Usa capas de ropa para mantenerte abrigado en lugar de aumentar la temperatura.  

Evita fugas de calor sellando cualquier espacio entre las puertas y ventanas. Los burletes son soluciones económicas y efectivas para reducir las corrientes de aire y conservar el calor en el interior. 

Opta por termostatos programables para ajustar la temperatura automáticamente cuando estás ausente. Esto evita que gastes energía calentando un espacio vacío y maximiza la eficiencia energética. 

Un radiador que no funcione correctamente puede suponer un gasto extra en la factura del gas. Si tienes radiadores de agua, no te olvides de purgar el aire para conseguir el mejor rendimiento de la caldera. Asegúrate también de que no acumulan suciedad en su interior, mejorarás su rendimiento y por lo tanto su eficiencia.

Coloca alfombras y utiliza cortinas gruesas para ayudar a aislar tu hogar. Estos elementos no solo hacen que el lugar se sienta más acogedor, sino que también conservan el calor.

Aprovecha el calor residual de tus electrodomésticos cocinando durante las horas más frías del día. Después de cocinar, permite que el calor se disperse abriendo las puertas del horno, contribuyendo a calentar la cocina. Del mismo modo, después de ducharte abre la puerta del baño para que el calor se disperse por el resto de tu casa

En resumen, con pequeños cambios en la rutina diaria y la implementación de medidas de eficiencia energética, podrá mantener su hogar cálido sin comprometer su presupuesto.

___________

Escríbenos a saludfinanciera@nantiklum.org si tienes cualquier duda o no sabes cómo organizar tus ingresos y gastos y necesitas ayuda y nos pondremos con tu caso con la mayor brevedad posible.

Últimos Artículos

Comparte este artículo