Loading...

10 preguntas frecuentes sobre el Ingreso Mínimo Vital

Ha sido mucha la expectación generada en torno a esta nueva prestación no contributiva que se prevé como último recurso asistencial para aquellas personas o familias que no alcancen un nivel mínimo de ingresos.

A continuación, y a la espera de reglamentos, legislación y disposiciones complementarias, así como de convenios y acuerdos entre Seguridad Social y Comunidades Autónomas, tratamos de dar respuesta a algunas de las dudas más recurrentes:

Hay 3 variables para ser reconocida la situación de vulnerabilidad económica y optar a la prestación del Ingreso Mínimo Vital: requisitos personales, patrimoniales y de renta.

A diferencia de otras ayudas, sólo habrá que presentar documentación justificativa de los requisitos personales, actuando la Seguridad Social de oficio para la comprobación del resto, pudiendo en su caso exigir probatorios adicionales sobre la situación patrimonial y de renta a la persona solicitante o de su unidad de convivencia.

Para calcular el valor patrimonial de una persona o unidad de convivencia, hay que tener en cuenta los siguientes bienes:

  • Inmuebles en propiedad, excluida la vivienda habitual. Se puede confirmar con un recibo del IBI o en su caso, acudiendo al Catastro.
  • Cuentas y depósitos bancarios.
  • Planes y fondos de pensiones.
  • Otros activos financieros como acciones o participaciones.

Los límites patrimoniales serán desde 16.614 € en el caso de una persona sola, a la que se añadirían 6.645 € por cada miembro adicional, hasta el tope máximo establecido en 43.196,40 €.

En todo caso, se tendría en cuenta el patrimonio neto, es decir, descontadas las deudas que recaigan sobre el conjunto de los bienes citados.

Depende. Se entenderá que una persona tiene su residencia habitual en España aun cuando haya tenido estancias en el extranjero, siempre que estas no superen los 90 días naturales a lo largo de cada año natural, o cuando la ausencia del territorio español esté motivada por causas de enfermedad debidamente justificadas.

Con carácter general se tendrán en cuenta los ingresos del año anterior (para 2020, 2021, 2022…). No obstante, para 2020 se ha desarrollado una “disposición transitoria” que duraría hasta 31 de diciembre, donde se prevé un procedimiento excepcional relacionado con la situación económica generada por el COVID19.

Así, en 2020 también se tendrían en cuenta para el cálculo del requisito de la renta:

– Ingresos de 2020 (anualizados), siempre y cuando en 2019 no se supere el 150% del IMV correspondiente a la unidad de convivencia solicitante.

Para el cómputo de las rentas, se tendrá en cuenta los ingresos percibidos por el total de miembros de la unidad de convivencia sin que pueda exceder el límite máximo de IMV.

Se exceptuarán a efectos del cálculo para valorar si se llega o no al límite: salarios sociales, rentas mínimas o ayudas análogas de asistencia concedidas por Comunidades Autónomas, así como otras ayudas finalistas (becas de comedor, estudio o ayudas directas al alquiler, por ejemplo).

Eso sí, en 2021 una vez la Seguridad Social y Agencia Tributaria tuvieran acceso a la información real del año 2020, podría producirse un ajuste en favor o en contra de la persona o unidad de convivencia beneficiaria de la prestación.

No, al ser solicitante y encontrarse en situación de trámite de regularización no cumpliría el requisito de estancia legalizada y continuada de 1 año. Lo mismo ocurriría con las personas en situación irregular. Otra situación sería que la persona ya se encontrara como asilada con residencia legal durante al menos, 1 año.

Las únicas excepciones sobre los requisitos personales por el momento serían situaciones de violencia de género, trata o explotación sexual.

Dependería si quien alquila un cuarto puede demostrar su domicilio en España durante el último año (por ejemplo, estando incluido en el certificado de empadronamiento), y siempre que cumpla el resto de los requisitos.

Como novedad, en una vivienda podrían constituirse hasta 2 unidades de convivencia diferenciadas, por tanto, si la persona que alquila el cuarto cumple los requisitos, podría optar como persona individual a la ayuda formando por sí misma la unidad de convivencia.

Se entenderá que una persona ha vivido de forma independiente si ha permanecido en situación de alta en cualquiera de los regímenes que integran el sistema de la Seguridad Social durante al menos doce meses, continuados o no, y siempre que acredite que su domicilio ha sido distinto al de sus progenitores, tutores o acogedores durante tres años anteriores a la fecha de solicitud.

Las prestaciones autonómicas son complementarias, por tanto, sí sería posible, pero se debe analizar los requisitos y limitaciones legislativas de cada Comunidad Autónoma, así como futuras disposiciones y convenios con la Seguridad Social que puedan darse. En todo caso, el valor conjunto de las prestaciones no podrá exceder del máximo previsto de IMV para la unidad de convivencia concreta.

El derecho a la prestación del ingreso mínimo vital nacerá a partir del primer día del mes siguiente al de la fecha de presentación de la solicitud, aunque como excepcionalidad quienes de inicio presenten la solicitud entre el 15 de junio y 15 de septiembre, tendrán reconocido el derecho con carácter retroactivo desde el 1 de junio de 2020.

El plazo de respuesta por parte de la Administración será de 3 meses desde la fecha de presentación. Transcurrido dicho plazo sin que se hubiera producido respuesta se entenderá denegada la solicitud por silencio administrativo.

De momento por los canales proporcionados por la Seguridad Social: telemáticamente en la web oficial o por correo ordinario. En el futuro, y en función de los convenios que se firmen, podrían habilitarse otros canales como registros autonómicos o municipales u oficias de Correos.

No te olvides de...

Ya puedes consultar el vídeo del webinar sobre el ingreso mínimo. Encuéntralo aquí.

¿QUIERES MÁS INFORMACIÓN?

Si tienes alguna duda o consulta, contacta con nuestras técnicas de salud financiera a través del correo electrónico saludfinanciera@nantiklum.org o los teléfonos 682 477 201 / 692 007 045 / 686 08 72 74 .

Seguimos con las píldoras formativas. Esta vez hablaremos sobre las cuentas de pago básicas. Apúntate aquí.

MÁS ACTIVIDADES Y RECURSOS

2020-06-12T14:48:52+00:00